miércoles, 30 de diciembre de 2009

Balance 2009


Me gusta y no me gusta hacer este balance. En realidad, no me gusta únicamente porque me da pereza, y porque quizá recuerdo cosas que me han hecho pupita a lo largo del año... ¡Pero lo haré! Que una es fuerte y aprende también de lo malo. Hagamos un "retrospected" (como dirían en La Hora Chanante)...
El año empezó normal. Fiesta, alcohol sin acabar con mal cuerpo, mucha gente, mucho baile, ver amanecer comiendo croquetillas al microondas en mi cocina... Todo auguraba un año de lo más neutral. Y no fue así.


En enero conocí a alguien
con quien llevaba tiempo hablando. Nos gustamos. Durante todo ese mes tuve mi corazoncito enganchado a esa persona, pero a finales, me dio la patada (¡ZAS! en toda la boca) Lo pasé realmente mal, no entendía cómo de la noche a la mañana, esa persona que todos los días compartía momentos bonitos contigo, podía dejar de hablarte porque se estaba viendo/liando con alguien más. Pero como he dicho arriba, lo superé y aprendí de ello. Ahora me llevo más o menos bien con esa persona, y eso es lo que importa (eso sí, perdono pero no olvido; y si queréis llamarlo rencor, me da igual) Este mes además, fue el primero que salí en Madrid de noche. Genial... Enero = agridulce.

A lo largo de febrero lo fui superando. En mi cumpleaños me prepararon una fiestecilla genial en la resi, con sorpresas... me emocioné, ¡cómo no! Fue precioso todo, y me di cuenta de lo que me importaba esa gente, "mi" gente. Febrero = positivo.

En marzo conocí a otra persona. Tuvimos algo pero muy esporádico. Fui a Cáceres con dos grandes amigas mías, y allí tuve dos rollos consecutivos, también de una noche (no penséis mal de mí... que no soy una sueltecilla... en uno iba borracha, y en el otro surgió, aunque "conocía" a esa persona del MSN y del Tuenti) Me lo pasé genial... también teniendo en cuenta que fui con dos de mis mejores amigas a las que ahora sigo queriendo muchísimo. Fue el cumpleaños de una amiga de Valdepeñas y ese día fue magnífico... ¡fiesta ochentera! Con eso digo todo. Marzo = neutral.

En
abril conocí a una nueva persona. Había mucho feeling, tenía bastante del prototipo de persona que busco yo (culta, inteligente, algo bohemia) y eso me enganchó. Al final la cosa no funcionó... supongo que por estados de madurez diferentes y por mi poca experiencia en terrenos amorosos. Pero quedamos bien, nos seguimos hablando y me parece alguien genial que merece la pena conocer. Repetí también este mes salida madrileña. Abril = agridulce (por otros temas)

En
mayo y junio no tengo demasiado que destacar... aprobé todas las asignaturas pero me dejé una para septiembre (por pura pereza) El inicio de las vacaciones, eso sí, me sentó muy bien. Me dio pena despedirme de l@s amig@s de la residencia, pero por suerte a lo largo del verano pude ver a algun@s. Mayo + junio = neutrales.

En julio, de nuevo, conocí a otra persona. Pero resultó que esa personita iba a resultar basante "lapa" durante los meses siguientes... Además, no quise tener nada serio, porque tenía pareja. Es un dato que me molestó bastante, no por mí, si no por la tercera persona, por lo mal que me parece que estuviera siendo engañada de esa forma... A pesar de dejar las cosas claras, siguió intentando tener algo conmigo hasta hace poco más de un mes (nota: soy bastante diplomática con la gente y me cuesta mucho dejar las cosas claras... me tuve que poner borde para hacérselo entender) En cuanto a otros aspectos, en julio es la feria de Manzanares y tengo que decir que me lo pasé pipa. Vino una amiga de la resi a pasar esos días a casa de otra amiga de aquí; fue estupendo. [[[Kit-Kat: lloré mucho con la muerte masiva del último capítulo de los Hombres de Paco, sobre todo con la pobre Silvia]]] Además, fuimos al concierto de Amaral, que estuvo genial (y se le vio una mamella a Eva, jaja) Julio = positivo

En
agosto vino una queridísima amiga de la residencia a pasar unos días a Ruidera conmigo (la anfitriona de Cáceres) Eso sí, fueron un poco agridulces también por el mero hecho de que mis padres me machacaban constantemente para que estudiara la asignatura que me había dejado (cuando eso es responsabilidad mía únicamente, y sé cuándo tengo que estudiar y cuándo no) Agosto = ni fú ni fá

Ya en septiembre empecé de nuevo el curso, conocí nuev@s novat@s, la feria de Talavera fue estupendíssssima (además vinieron un día tres amigas de Madrid y me lo pasé de la leche) Volví a salir un viernes por Madrid, y por salir muy fresca de un pub a las 5 de la mañana, cogí una infección de garganta tremenda. Cuando me recuperé, a los tres días cogí otra mini gripe y estuve otros tantos días en cama... (así ya no me pongo mala hasta dentro de otro año, jaja) Septiembre = neutral

[Nota mental: me estoy aburriendo haciendo esto, pero así el año que viene cuand lo lea, me acordaré de todo]


Y resumo octubre, noviembre y diciembre, diciendo que he tenido muchas fiestas, muchos trabajos (aunque he vagueado mucho), alguna discusión fuerte con mi madre (la cual, gracias a ponerme un poco calzonazos y ser sincera, se arregló), algún amorío de estos de un anoche, y poco más.
Ah, también decir que he ido a un concierto de Georgina y a dos de Vega. Increíbles las dos... majísimas y estupendas en directo.

Ahora he conocido a una persona que me llama mucho la atención... ya veremos como sale todo.
Tiempo al tiempo... El 2010 puede prometer muchas cosas, o no. Oct+nov+dic = agridulces.

BALANCE FINAL: haciendo el recuento, el 2009 puede ser considerado como un año de transformación personal, de muchos cambios en mi vida (claro que aquí no los he expuesto, he hecho más bien un resumen omitiendo ciertos aspectos relevantes... que a vosotros no os incumben, jajajaja), pero también de aspectos negativos que han hecho que sea, como he dicho repetidas veces en esta entrada, AGRIDULCE. Por otro lado, he mantenido más o menos mis amistades (algo importante) aparte de reforzar otras, y he conocido (por fin) a personas estupendas que llevaba tiempo queriendo conocer, y como mención especial nombraré a Laura H y a Laura A...

Intentaré actualizar el día 1 o el 2 para contar qué tal he empezado el año...

Feliz 2010.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Premio a la honestidad (parte II)


¿Qué tal el puente? (O como muchos llamaron "acueducto") Por el lado académico, lo he desaprovechado bastante... pero por el lado sentimental... MUAHAHÁ (risa malévola)

Sigo con el test honesto...

  • Suelo hacer listas mentales (y a veces escritas) de PROS y CONTRAS para tomar decisiones trascendentales (en ocasiones también para decisiones simples, jaja) Me ayuda a aclarar las ideas, aunque luego tome la decisión menos adecuada o contraria a los resultados de la lista.
  • No me gusta mi cuerpo pero sí mi cara. No creo que tenga una cara desagrable a la vista, pero si me miro al espejo, pondría un panel que me tapase de la cintura para abajo, porque me veo horrible, incluso a veces me doy asco (suena a pensamiento de anoréxica pero es así; por suerte, no he caído en esas garras) Me veo muchos defectos, y muchas veces me acomplejo de forma muy tonta por esto. ¡Qué le vamos a hacer! Las mujeres somos así. Sé que debería hacer ejercicio para moldear la figura, pero soy vaga, así que en parte me digo que si no me gusta mi cuerpo, es por mi culpa, y que me tengo que aguantar con lo que hay.
  • Me encanta flirtear. El juego de intercambiar miradas, lanzar un mensaje oculto con el cuerpo o meter indirectas en las palabras. En este apartado, podría meter también el momento previo del beso, ese instante en el que las palabras sobran o simplemente se acaban para dar paso a los labios.
  • Me da vergüenza que me vean emocionarme cuando veo una peli. En el momento en que noto que se me van a saltar las lagrimillas, intento tragármelas (el típico nudo de la garganta que duele XD), o si no puedo más, me tapo para que no me vean. Eso con las amigas... si estoy en mi casa, intento distraerme con lo que sea para evitar lloriquear, jaja. Cuando estoy sola, lloro a lágrima viva, ¡me encanta!
  • Suelo tener un orden dentro del desorden. Esto más bien en la residencia en Talavera... en mi casa me obligan a tener todo en su punto. Pero aquí, yo sola, sin madre ni padre que me digan "coloca eso ahí, haz la cama, ordena la mesa..." esto es un caos. Ojo; un caos para cualquier persona menos para mí. Puedo tener el cuarto hecho una leonera, pero sé perfectamente donde está cada cosa. Y probablemente, si me pusiera a colocar cada cosa en su sitio, luego no encontraría nada.

viernes, 4 de diciembre de 2009

Premio a la honestidad (parte I)

Viene de la mano de Krys, como no podía ser de otra forma =) Gracias por darme estas pequeñas alegrías; sabes que así me animas a escribir en el Blog y a no dejarlo abandonado si la musa no me ayuda.

Tengo que escribir 10 cosillas honestas sobre mí (intentaré que sean también originales, para que sepáis más de mí)

  • Se me suele ir mucho la pinza a lo largo del día y hago cosas realmente extrañas, como ponerme a gritar y correr detrás de alguna amiga en plan chimpancé, pegarme cabezazos contra la pared o la puerta, hablar con tonos de voz cómicos (esto lo hago prácticamente durante todo el día, sobre todo en la residencia), soltar palabras sin sentido... Así me gano siempre que me digan lo loca que estoy. Pero no lo hago aposta, me sale de forma espontánea, incluso a veces NECESITO hacerlo, lo que refuerza mi común falta de cordura. (Ejemplos visuales AQUÍ: 1, 2, 3)
  • No me gusta nada de nada hablar por teléfono. Soy bastante seca cuando me llaman porque no me apetece tirarme horas como hacen algun@s con el cacharro en la oreja. A veces puedo seguir la corriente, pero quien habla es la otra persona, yo me limíto a decir "sí", "no", "ahá", etc.
  • Tengo una especie de egocentrismo negativo. Cuando voy por algún lugar público y paso por delante de un grupo de gente (sobre todo si son chicas), si se ríen o hablan en susurros, tengo la impresión de que se están burlando o están cotilleando sobre mí. En la mayoría de casos supongo que no será así, pero me siento como si fuese observada todo el tiempo. Por eso, intento pasar siempre desapercibida.
  • Soy una adicta a las bebidas "insómnicas": té, coca-cola, café o cualquier bebida energética (Red Bull, Burn...) Todos los días me tomo al menos una lata de coca cola o dos vasos de café. Para variar, me tomo alguna infusión de té o pillo en la cafetería de la uni una lata de Burn Day (de esas de medio litro) Siento que si no me tomara eso me quedaría dormida en clase. ¿Qué pasa? Que luego por la noche no me duermo ni a tiros. Pero es que me encannnnntan... (mejor esto que fumar, ¿no?)
  • Odio viajar en autobús. Sobre todo desde que en el viaje de 2º de bachiller a Italia, fui tres horas aguantándome el pis, con un dolor de vejiga terrible, tanto que tuve que pedirle al conductor por favor que parase. Desde entonces tengo la neura de que cada vez que monte en un bus me van a entrar ganas de mear, así que siempre 10 minutos antes de que arranque voy al servicio de la estación y "evacúo". Por otro lado, parece que los asientos de los buses están hechos para personas paticortas, porque yo que tengo piernas de cigüeña, no sé dónde meterlas (me van rozando con el asiento de delante aunque no esté echado y es muy incómodo) Otra cosa más: tengo que ir en el lado de la ventanilla (y si puede ser por la parte de delantedel bus), por si me mareo un poco, poner la cara en el cristal frío y/o relajarme viendo el paisaje. (Anécdota: en un viaje en este año, tuve que ir hora y media en el último asiento, al lado del pasillo, con calor y con un chaval pervertido que olía a todas las glándulas del cuerpo que puedan expulsar sudor, que para más inri iba restregando su brazo contra el mío como quien no quiere la cosa)

Otro día sigo, tengo que irme -he quedado- y me cuesta pensar en otras cinco cosas...

FEEDJIT Live Traffic Feed