jueves, 25 de diciembre de 2008

Hoy en cambio no...

Lo siento, hoy estoy tan inspirada que prefiero callarme para no poner cosas de las que me pueda arrepentir. Hago mal, lo sé...

Pero para intentar sacar un poquito el por qué de mi inspiración de hoy, dejo la letra de una canción preciosa de Laura Pausini. Que cada cual saque sus conclusiones.

*No puedo subir el vídeo porque no lo tengo descargado en el ordenador, pero os dejo el enlace. Por cierto, el dibujo de al lado es mío ;)


Quizás bastaba respirar, sólo respirar muy lento
Recuperar cada latido en mí
Y no tiene sentido ahora que no estás,
¿Ahora dónde estás?
porque yo no puedo acostumbrarme aún
Diciembre ya llegó,
no estas aquí, yo te esperaré hasta el fin
En cambio no, hoy no, hay tiempo de explicarte
Y preguntar si te amé lo suficiente
Yo estoy aquí y quiero hablarte
ahora, ahora...
Porque
se rompen en mis dientes,
Las cosas importantes,
Esas palabras
que nunca escucharás
Y las sumerjo en un lamento

haciéndolas salir
Son todas para ti, una por una aquí.
Las sientes ya
besan y se posarán
entre nosotros dos,
Si me faltas tú,
no las puedo repetir,
no las puedo pronunciar
En cambio no,
me llueven los recuerdos
De aquellos días

que corríamos al viento
Quiero soñar
que puedo hablarte ahora, ahora
En cambio no, hoy no,
hay tiempo de explicarte
También tenía ya mil cosas que contarte
Y frente a mí,
mil cosas que me arrastran junto a ti.
Quizás bastaba respirar,
Sólo respirar muy lento.
Hoy es tarde, hoy en cambio, no

http://www.youtube.com/watch?v=0JgS5OWDOgI

jueves, 4 de diciembre de 2008

Tú...

Sabes que me desconsuela el aguacero de tus ojos.
No consigo concebir esa triste mirada recorriendo mi cara con laxitud.
Existes, luego eres. ¿Y qué eres? Una pieza más de mi rompecabezas.
Limítate a vivir en tu propio territorio. Has invadido el mío, ¿Para qué? Para causarme problemas innecesarios.
Eres, luego existes. ¿Por qué existes? ¿Por qué tuviste que aparecer en mi vida? No hay razón para una sinrazón.
Si te deslizas por debajo de mis sábanas luego no me pidas explicaciones. La culpa la has tenido siempre tú, desde el primer momento.
Me pediste un beso y te lo regalé, sin intereses, sin ánimo de lucro.
Eres una persona vengativa y pretendes sacar cuentas de tus errores… ¿No crees que estás haciendo todo al revés?
Pero sigues llorando mientras intentas dibujar un óleo de compasión y piedad alrededor de ti. Me pides disculpas por demasiados fallos.
Consigues ablandar mi corazón. No lo entiendo. Nunca aprenderé.
Te absuelvo de todo pecado.

FEEDJIT Live Traffic Feed