domingo, 28 de junio de 2009

28 Junio: Día del Orgullo Gay


En mi Blog hay un huequito especial para el colectivo LGTB, así que hoy me veía dulcemente obligada a dejar una entrada conmemorando este día. Un poco de historia: ¿Por qué el 28 de junio? Este mismo día, allá por 1969, se produjeron los disturbios de Stonewall, una serie de violentos conflictos entre la comunidad LGTB y la policía de Nueva York. Duraron varios días, centrados en el Stonewall Inn, conocido por ser popular entre las personas más marginadas de la comunidad gay: transexuales, travestis, jóvenes muchachos afeminados, prostitutos y jóvenes sin hogar.
Tras los disturbios de Stonewall, los gays y lesbianas de Nueva York se enfrentaron a obstáculos de índole generacional, de clase y de género de cara a formar una comunidad cohesiva (...) Después de los disturbios de Stonewall, ya no existía ninguna razón para seguir ocultando las ideas y fuerzas que se había cocido a fuego lento en los años anteriores. La comunidad aglutinada durante dos décadas en torno a las pequeñas organizaciones homófilas se sintió, de pronto, más fuerte y unida que nunca...


El término "orgullo gay" va más allá de las manifestaciones que conocemos, sobre todo en Chueca... Mucha gente se piensa que esa fiesta sólo es una aglomeración de homosexuales dando jaleo, pásandoselo bien... (aunque la gente encuentre lógicamente un respiro para el cuerpo en esta manifestación) No; este día sobre todo quiere dar cabida a un sentimiento de dignidad a las personas sea cual sea su orientación sexual, promoviendo el respeto y la tolerancia hacia tod@s. Todos somos humanos y tenemos derecho a amar a quien queramos, sin imposiciones marcadas por la sociedad.

lunes, 15 de junio de 2009

...ella...


Deslizo mis dedos suavemente por su cuerpo de azabache, palpando sus sinuosas curvas, rozando con mis dedos su inconfundible figura... Al tacto de mis yemas arranco melodías de su perfecta boca que me pide que siga con el juego que he empezado. Cambio el ritmo, y con el borde de mis uñas rasgo levemente su cuerpo para continuar con una intensidad mayor, mientras ella me pide más y más, sin cesar de regalarme los acordes de su voz, todos ellos en perfecta armonía, en una indiscutible unión con mis manos que cada vez la desean más, que no quieren dejarla escapar...

...tras el clímax nos regalamos mutua devoción... no os imagináis las numerosas sensaciones que se pueden llegar a sentir haciendo música con una guitarra... creando una imagen auditiva que hace erizar el vello de tu cuerpo, componiendo poesía para el mundo...
...despierta a la musa, que te está esperando...

FEEDJIT Live Traffic Feed