lunes, 28 de junio de 2010

Happy Pride 2010!!! =) Feliz Orgullo a tod@s.


La noción básica del «orgullo LGTB» consiste en que ninguna persona debe avergonzarse de lo que es, cualquiera sea su sexo, orientación sexual o identidad sexual. El término escogido («orgullo»), tiene probablemente más sentido, desde un punto de vista filológico, en inglés que en español. En efecto, la idea que parece transmitir este concepto es más bien la de una dignidad intrínseca de cada ser humano, que no debe verse afectada por su conducta ni orientación sexuales. En tal sentido, la traducción más correcta debería ser dignidad LGTB.


(... esto nos dice Wikipedia)


En fin, no voy a repetir nada nuevo que lo que dije el año pasado en este mismo día, sólo rectificar el título, ya que más que Orgullo Gay, es Orgullo LGTB.


Os deseo un feliz día a todos los que a lo largo del año, no sólo este día, se sientan dignos por su condición y orientación sexual, sin importar lo que diga el resto del mundo y teniendo una vida feliz y plena siendo uno mismo.


Pdt.: A los que vayáis a Madrid este finde, ¡pasadlo bien! Yo estaré por allí viendo actuaciones musicales, bebiendo y disfrutando de buena compañía. De momento, me pierdo el pregón de Ana Milán, el concierto de Vega y seguramente el de Georgina, pero quizá asista al de Kylie o EBS. Me encantaría también asistir a actuaciones más freaks como la de Falete o por qué no, hacerme una fotillo con Carmen Lomana xD

domingo, 27 de junio de 2010

Universos infinitos.


¿Qué hubiera pasado si no te hubiera conocido nunca?

Dicen que cada vez que decidimos entre hacer una cosa u otra, seguimos un camino, pero en un universo paralelo se desarrolla esa otra opción que podíamos haber escogido, y por tanto, un nuevo camino totalmente distinto. Cada acción, por pequeña que nos parezca, desemboca otras tantas inesperadas y que poco tienen que ver con esa acción. Por eso, cada universo paralelo es totalmente distinto.

En un universo paralelo a este, yo quizá estaría ya muerta.

En otro, podría ser una yonki.

En otro, me podría haber quedado preñada en la adolescencia.

En otro, tal vez me hubieran lavado el cerebro y me hubiera metido a monja.

En otro, quizá hubiera tenido un accidente grave, hubiera muerto gente cercana a mí y tendría serios problemas mentales.

En otro, ahora sería famosa gracias a mis obras de arte porque me hubiera descubierto un cazatalentos en alguna muestra local. O tal vez hubiera escrito un libro y se hubiera convertido en best-seller.

En otro, hubiera paseado con mi pareja de la mano por la capital, me hubiera cruzado contigo y con tu respectiva pareja, nos habríamos mirado como si nos conociéramos y habríamos pasado de largo, pero nunca nos dirigiríamos la palabra.

En otro, te podría haber conocido en una noche de alcohol y discotecas, me hubiera enrollado contigo y al día siguiente si te he visto no me acuerdo. Más que nada, porque quizá no te volviera a ver en la vida.

En otro, un 11 de enero, después de un examen fatídico, me habrías llamado para ver si me apetecía conocerte y yo, amargada, te hubiese dicho que no. Esa semana podrías haber conocido a alguien especial para ti, o yo, y nunca nos habríamos conocido.

En otro, un 11 de enero, después de un examen fatídico,me habrías llamado para ver si me apetecía conocerte y yo, aunque abatida, te hubiera dicho que sí, que era lo único bueno que merecía la pena ese día. Te hubiera conocido, nos habríamos tomado algo en un bar y nos habríamos besado. Espera... ¡ese es MI universo! Ese es en el que estoy viviendo. Ese es el que me hace ser tan feliz a tu lado. En el fondo, creo que el destino fue encaminando mis elecciones para que poco a poco llegase a ti, con una sospechosa casualidad que más de un@ quisiera. Una casualidad no tan casualidad, teniendo en cuenta que cada uno de nuestros actos nos llevaron a esto.

Sin lugar a dudas, este es el mejor mundo al que podría haber ido a parar.

Ahora dicen que hay muchos más universos infinitos, como el nuestro. Dime si no es para volverse loco... ¿no te sientes más pequeño?


miércoles, 23 de junio de 2010

Hablando de lácteos.


Mucha gente sostiene que el amor es como los yogures, con fecha de caducidad marcada al dorso, poco visible pero imborrable. Desde el momento en que compras el yogur, esa fecha determinará la conservación del mismo. Por supuesto, siempre que no tengas demasiada hambre y te lo "comas" antes de tiempo, que para muchas personas sería lo lógico: ir cambiando cada "x" tiempo de yogur, unas veces escogiendo un sabor, otras más cantidad, a veces en packs de cuatro, de seis...

Yo pensaba igual hasta que te conocí. O siguiendo con la metáfora, hasta que descubrí los transgénicos. Encontré el placer de poseer algo peligroso, mal visto por algunos, pero que tiene incluso un sabor y un aroma más intensos del normal. Aun así, casi nadie ve bien los transgénicos; lo ven como algo "antinatural", perjudicial para la salud (¿o debería decir para "su salud"? Obviamente, sólo destacan los inconvenientes que atacan contra sus convicciones)

Pero, ¿sabéis qué? a mí todo lo que pueda decir un pegote de ignorantes y/o amargados, que no saben disfrutar de la vida y del amor, me da igual. Yo tengo en mi haber un tipo único y exclusivo de yogur que, gracias a sus características y propiedades, nunca va a caducar.

FEEDJIT Live Traffic Feed