martes, 22 de mayo de 2007

Cuestión de cofres...


El amor es como un cofre. Pero no un cofre corriente… está enterrado en el fondo del mar, a miles de metros de la superficie. Todos estamos en una barquita flotando sobre el mar, buscando la ubicación de nuestro cofre personal. Cuesta encontrarlo, pero cuando creemos hallarlo, nos llenamos de alegría e intentamos conseguirlo. Al principio nos sentimos un poco impotentes, porque carecemos de medios para llegar a él. Pero poco a poco conseguimos hacernos con algunas botellas de oxígeno, un traje especial, y sobre todo una enorme dosis de coraje. Nos sumergimos en las frías aguas. Pero… aparecen nuevos obstáculos. Tiburones, barracudas, anguilas eléctricas, redes, el oxígeno que se nos va acabando, la falta de luz conforme te adentras en las profundidades… Muchos se sienten frustrados, abandonan la búsqueda y regresan a su barca. Los hay quienes arriesgan todo y van hasta el fondo. Ellos son los que al fin encuentran su deseado tesoro. Una vez allí, no cuesta tanto llevarlo de nuevo a la superficie, pues el orgullo y la felicidad de haberlo hallado es suficiente para renovar sus fuerzas. Estos serán felices con su premio. No lo abandonarán fácilmente, o simplemente, no lo abandonarán nunca.

Existe también otro caso. El de aquellos que encontraron el mapa de una playa con una X marcada en la arena. Parece más fácil de conseguir que el cofre del mar… Así que con una sencilla pala se dirigen a la zona marcada y cavan. Su sorpresa es que el tesoro está poco escondido, cómodo de hallar. Lo abren y creen ser felices con lo que tienen… pero no es así. Ese es un falso amor, el que durará poco, porque no ha sido fruto de una ardua búsqueda, de esfuerzos personales. Los que lo encuentren se sentirán defraudados tarde o temprano… pero su vagueza les impedirá salir en su bote a buscar el verdadero amor. Se conformarán con quedarse en tierra e ir excavando por todas las X que encuentren.

Y tú… ¿estás buscando el tuyo? ¿A por cuál de los dos vas?

9 comentarios:

Anónimo dijo...

espero k mi tesoro sea el escondido en el fondo de mar...a lo tesoro robado de las costas españolas por los americanos, xk aora mismo siento k es lo mas preciado k ay en mi vida...
haciendo metaforas a lo tu...alomjor solo sean moneditas y joyas de las k luego se ponen negras....xo creo k no




mil besitossssssss de tu desconocida favorita

cls dijo...

Solo que a veces no es necesario buscar en el fondo del oceano, ni en el limite del horizonte para encontrar akello k tenemos al alcance de nuestra mano, que siempre estuvo ahi pero k nuestros ojos cegados por la incomprension jamas nos dejaron ver. Porque a veces arriesgar por lo imposible es sinonimo de derrota, porque esas ayudas k ansiabas recibir, ese oxigeno y esa mano amiga, jamas llegaran..

byrongio dijo...

No creo este debajo del mar y en un cofre :P de seguro esta detrás de las apariencias y vanidades vacias en las que nos escondemos para que alguien busque aquello llamado AMOR¡

Saludos

EXPLORACIONES dijo...

Que buena metafora haces con respecto al encuentro del amor.De una manera u otra todods andamos en busca del verdadero amor es cosa de tiempo.

Un abrazo

Alma dijo...

Comencé a sumergirme hace poco, y cada día encuentro un desafío nuevo, un obstaculo nuevo, y pasarlo es el placer más enorme que hoy tengo.
Me interno en lo profundo del mar...sé que mi tesoro está llegando, lo sé y lo voy a buscar.
Abrazos enorme!!!

Alma dijo...

Laura te invitó a participar de un juego, las reglas están en mi blog. Cualquier cosa me preguntas.

The-RockeR dijo...

Nunca había oído (o leído) a nadie comparar el amor con un cofre en el fondo del mar.
La verdad es que creo que escribes muy bien, pero no se puede ser tan pesimista.
Los 16 y 17 años son una edad conflictiva, y cuando menos te lo esperes vas a irte de casa y salir de esa sobreprotección de la que tanto te qujas. Te lo dijo yo.

LilaNegra dijo...

¡HOLA! vine a saludarte, y me alegro que vuelvas a escribir.
Me gusto tu metafora, y bueno creo que no hay nadie que no quiera ir tras el amor verdadero. Pero coincido contigo, que debemos arriesgar esa aparente comodidad cuando nos damos cuenta que no es el verdadero amor.
Te queremos mucho, espero ya arreglados mis conflictos existenciales venir más seguido. Animo
besitos

EXPLORACIONES dijo...

Hago una visia a tu espacio y aprovedo de dejarte mis saludos y un abrazo.

FEEDJIT Live Traffic Feed